Flores al cementerio ¿Por qué las llevamos?

Post 3 of 33
Flores al cementerio ¿Por qué las llevamos?

Hay costumbres a las que cada sociedad da valor y continúa manteniéndolas en el tiempo para que las nuevas generaciones las aprendan. Las flores son una de ellas, pues solemos emplearlas para darle la bienvenida a los nuevos miembros de la familia, como así también, despedir a un ser querido. Muchas culturas han honrado la memoria de sus muertos llevando flores al cementerio.

Sin embargo, su origen es mucho más antiguo de lo que creemos, dado que la primera tumba a la que se llevaban flores está ubicada en Israel y data de hace más de 13.000 años, durante la edad de piedra.

No obstante, en esta época su objetivo no era el de demostrarle afecto al difunto, sino más bien disimular el olor por la descomposición del mismo. Antiguamente, las técnicas de embalsamiento avanzadas no existían y las que habían no estaban al alcance de todos.

Por ello, los cuerpos de los difuntos se cubrían con flores para que el acto de velarlos fuese un poco más agradable. Sin embargo, hay quienes aseguran que la intención de los familiares y amigos era la de llevar vida a la tumba.

Con el transcurso del tiempo, la costumbre de llevar flores al cementerio perduró, aunque hoy en día tiene un carácter más simbólico. Y no solo se llevan flores al velatorio y al entierro, sino también durante todo el año, en especial el Día de muertos que se celebra el 1 y 2 de noviembre.

Ideas para llevar flores al cementerio

Las Dalias y los Crisantemos son las flores más empleadas para llevarles a los difuntos. Los Crisantemos son cultivadas desde hace miles de años y puedes encontrarlas en diversos tamaños, formas y colores, aunque el morado es el más tradicional para la ocasión.

Las Violetas se encuentran asociadas con el mito de Perséfone, por lo que son populares para llevar al cementerio. Cuenta la leyenda que Perséfone recogía Violetas cuando el guardián de los difuntos, conocido como el dios Hades la raptó.

Los Liliums son bellos y resistentes y simbolizan amor. Por su parte, las rosas también se encuentran presentes en arreglo funerarios, aunque siempre se complementan con otras flores.

Las Margaritas y las Gerberas representan la sencillez y la elegancia, por lo que puedes emplearlas a la hora de llevar flores al cementerio.

Cuando lleves flores al cementerio recuerda usar un recipiente que pueda aportarles agua para que se mantengan en buen estado por más tiempo. También puedes hacer uso de esponjas de floristería.

 

Fuente: www.lysaflores.com